Pavimento PVC

El PVC o Cloruro de polivinilo es un material sintético extremadamente resistente que se suele utilizar en suelos de gran tráfico o en aquellos que pueden estar en contacto con el agua como en baños y cocinas ya que están preparados para ello.

Los pavimentos vinílicos están disponibles en una amplia gama de colores, diseños y acabados.

Son muy resistentes al desgaste diario y de fácil mantenimiento. Al estar compuestos por materiales como el PVC, la fibra de vidrio y el poliuretano, son resistentes a todo tipo de manchas y abrasiones y repelen el polvo y la suciedad.

Una vez instalado, podemos pisar inmediatamente.

Todas estas cualidades lo hacen un pavimento ideal para casi cualquier aplicación en reformas, decoración o en espacios públicos o privados, al aire libre o interior donde se necesite un suelo limpio, uniforme, resistente y decorativo.

– Ámbito doméstico en zonas húmedas incluso de uso moderado-intenso donde se necesite un mantenimiento fácil y rápido, como la cocina, el baño o cualquier otra estancia.

– Zonas comerciales, de atención al público, escuelas, oficinas, etc. donde se necesita un pavimento atractivo y decorativo pero resistente al tráfico intenso.

– Zonas industriales que requieren unas características técnicas específicas según el tipo de tráfico y actividad.